OBSERVATORIO DE LA VIOLENCIA BANNER OBSERVATORIO DE LA VIOLENCIA Banco de buenas prácticas
Noticias Opiniones Documentos Indicadores Victimarios Informes y Estudios Enlaces Subscríbete Contactar
Fuente: CIMAC

Falta de voluntad en Honduras para evitar femicidio y violencia

Thursday, 29 de April del 2010 / INTERNACIONAL
Honduras es uno de los países más violentos del hemisferio. En 2008, el Observatorio de la Violencia (OV) reportó una tasa de homicidios de 57.9 por cada 100 mil habitantes más alta que Guatemala (45 por cada 100 mil) y Nueva York (siete por cada 100 mil).

Las mujeres hondureñas han sufrido la peor parte de esta violencia y cuando se les asesina, los perpetradores quedan impunes con mayor frecuencia que en los casos de hombres asesinados.

 En los años 90, la violencia contra las mujeres se visibilizó como un problema social, resultado en gran parte de los esfuerzos de los grupos feministas y el movimiento amplio de mujeres, que dieron a conocer el problema.

 Casi todos los comentarios de expertos en el país inician con el reconocimiento de la incidencia generaliza en el país de la violencia doméstica.

 Las denuncias se centraron primero en la violencia doméstica, sin embargo en la última década se han dado a conocer otras formas de violencia contra las mujeres en los espacios públicos: abuso y agresiones sexuales, explotación sexual con fines comerciales, acoso sexual en los lugares de trabajo, escuelas e iglesias y, recientemente, el feminicidio.

 Las mujeres, en su mayoría, son víctimas de violencia de parte de algún miembro de su familia, y la mayor parte las que han sido asesinadas, mueren a manos de un agresor doméstico.

 En 2001, una encuesta de la Secretaría de Salud reveló que el 15.8 por ciento de las hondureñas admitieron haber sufrido abusos físicos después de los 15 años de edad.

 En 2002, el Ministerio Público (MP) recibió dos mil 898 denuncias de violencia doméstica, que representan el 6 por ciento del total, de 42 mil 726 denuncias; seis mil 563 denuncias de delitos sexuales y violencia familiar, lo que representa el 14 por ciento de los 46 mil 726 casos.

 El año siguiente, el MP recibió 4 mil 573 denuncias, lo que representa 9 por ciento del total, y hubo 4 mil 255 denuncias de delitos sexuales y violencia familiar, lo que representa el 8 por ciento de los 51 mil 306 casos.

 Según las organizaciones sociales los asesinatos de mujeres comenzaron a documentarse en 2001, cuando el Centro de Derechos de la Mujer (MDL) empezó a contarlos, y de acuerdo con el Informe del Defensor del Pueblo los registros de muertes violentas de mujeres iniciaron en 2002.

 En Honduras no existen datos oficiales sobre la incidencia de los asesinatos violentos de mujeres, el Observatorio presentó un informe basándose en datos publicados por la prensa que han servido como referencia para dar a conocer la magnitud del fenómeno.

 Debido a que las estadísticas oficiales no cubren las circunstancias de cómo fueron las muertes violentas de mujeres, el análisis de las noticias pueden proporcionar datos importantes para comprender el contexto en el que el feminicidio/femicidio se produce, considera el OV.

 De julio a diciembre de 2006, los medios de comunicación reportaron 873 homicidios, lo que representa, en 2007 dieron cuenta de mil 909 y en el primer semestre de 2008, los cuatro principales periódicos de Honduras: La Prensa, Tiempo, El Heraldo y La Tribuna reportaron 999 víctimas de asesinato de ambos sexos.

 LEGISLACIÓN

 La incapacidad y la falta de voluntad del gobierno de Honduras para enjuiciar los delitos de violencia contra las mujeres, sobre todo cuando los delitos ocurren en el contexto nacional, conduce a la impunidad generalizada.

 Según el Poder Judicial, la violencia doméstica fue la segunda denuncia que se presentó en Honduras en 2006, a pesar de su prevalencia sólo al 2.55 por ciento de los casos se les dictó una sentencia. Al respecto, el Comité de la Convención sobre Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer (CEDAW) expresó su preocupación de que las condenas se obtuvieron en un número tan extraordinariamente bajo.

 La ley contra la violencia doméstica entró en vigor en 1998 y tuvo modificaciones en 2006. Las otras formas de violencia no reciben aún la atención adecuada por las leyes penales. En respuesta 61 organizaciones no gubernamentales de la sociedad civil, agrupadas en el Colectivo de Mujeres contra la Violencia, se han manifestado activamente contra el asesinato de las mujeres, en particular el feminicidio.

 En 2007, la tasa de abuso sexual y violación fue de 203 por cada 100 mil mujeres. A la luz de esas cifras desalentadoras para hacer cumplir las leyes que protejan a las mujeres víctimas de la violencia, el Comité de la CEDAW concluyó en su informe que las mujeres hondureñas pueden ser obligadas a emigrar debido a la violencia que se ejerce contra ellas.

 Dada la prevalencia de la violencia sexual en la sociedad en general, no es de extrañar que el 10 por ciento de las víctimas de feminicidio/femicidio hayan sido violadas antes de ser asesinadas, sin embargo en vista de las deficiencias del proceso de investigación y la escasez de Medicina Forense en el país, es probable que la relación entre feminicidio/femicidio y la violencia sexual sea mayor.

DESTACADA ESPECIAL
Destacadas
Categorias
Violencias por honor
Observatorio de la Violencia - Fundación Mujeres - Calle Francisco de Rojas, 2, 1º Izda, tf 91 591 24 20 - 28010 Madrid
comunicacion@fundacionmujeres.es - Copyright 2006 - xthml - css